La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Calendario de eventos ambientales
«  
  »
L M M J V S D
 
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
Añadir a calendario
Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Los tribunales ratifican las multas de Arcelor por vertidos al río Aboño (15/05/18)

NOTA DE PRENSA

 

La Coordinadora Ecoloxista se alegra de la muy reciente sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección Quinta Sentencia del Tribunal Supremo, número. 669/2018, que confirma la multa impuesta por los continuos vertidos de Arcelor que llevamos denunciando al río Aboño por la factoría de Arcelor en Gijón, la  infracción  se clasifico como muy graves  porque los daños causados al dominio público hidráulico fueran valorados en más de 150.000 euros.

 

Hay que recordar que estos vertidos han convertido ese cauce en un lugar altamente contaminando como hemos denunciado en varias ocasiones, la última escasas semanas atrás cuando bajaba rojo el río y la ría, que aguas debajo de Arcelor sufre todavía más vertidos que contaminan la playa y la bahía de Gijón de forma notable.

La sentencia “Desestima el Recurso contencioso administrativo 5018/2016, interpuesto por la entidad Arcelormittal España, S. A., contra la resolución presunta por silencio administrativo del recurso de reposición interpuesto, por la propia recurrente, contra el anterior Acuerdo del Consejo de Ministros, adoptado en su sesión de fecha 11 de marzo de 2016, por el que fue impuesta a la entidad demandante la sanción de multa, en la cuantía de 1.000.000 de euros, así como la obligación de indemnizar los daños ocasionados al dominio público hidráulico en la cuantía de 283.335,93 euros; declarando tal Acuerdo expreso ajustado al Ordenamiento jurídico”.

Según se recoge en el Fundamento de derecho, Primero, “los hechos determinantes de la sanción, que se señalan en el Acuerdo recurrido consistieron ---y no han sido negados ni discutidos por la entidad recurrente--- en los vertidos de aguas residuales procedentes de la instalación y actividad industrial de Acelor Gijón (V-9 y V-10) al cauce del río Aboño, en el término municipal de Gijón, incumpliendo las condiciones establecidas en la Autorización ambiental integrada (incumplimiento consistente en la superación de los valores límites de emisión establecidos en la citada Autorización ambiental integrada AAI/33/01475). Tal Autorización ambiental integrada había sido concedida ---según se expresa en el Pliego de Cargos del Procedimiento sancionador tramitado--- por el Gobierno del Principado de Asturias en fecha de 2 de mayo de 2008 y modificada, con posterioridad, el 29 de julio de 2009 y el 23 de abril de 2014. En concreto, como consecuencia de las tomas realizadas por el Servicio de Vigilancia Fluvial en las cuatro fechas indicadas en el acuerdo sancionador (21 de julio, 7 de agosto, 17 de septiembre y 7 de noviembre de 2014) se detectó en dos de los diecisiete puntos de vertidos de aguas residuales (Vertido 9, NO3300489, pugas EDAR altos hornos, y Vertido 10, NO3300497, proceso EDARI chapa carril alambrón), la presencia mayoritaria de sustancias contaminantes no autorizadas, cuyos parámetros figuran en la Tabla incorporada al Acuerdo sancionador conforme al Informe emitido por el Área de Vertidos de la Confederación Hidrográfica en fecha de 12 de diciembre de 2014”.

 

Esperemos que esta nueva sanción confirmada, obligue a esta empresa a gastarse el dinero en tratar las aguas de proceso y no verterlas sin control tanto en la factoría de Gijón como en la de Avilés, como viene haciendo de forma habitual.  Las pocas veces que la multan, lo que acaba haciendo es recurrir para tumbar las sanciones que le imponen, seguir librando del principio, del que contamina paga, si lo pillan, que como todos sabemos en Asturias pocas veces sucede que te pillen por los escasos medios de vigilancia que hay.

 

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Para más información tfno. 629892624 (Fruti)

Artículos